Close

12 junio, 2018

La Dieta mediterránea puede reducir el riesgo de enfermedad cardíaca – Dr David Samadi

Un estudio realizado en Grecia sugiere que la dieta mediterránea puede reducir el riesgo de enfermedades del corazón. La dieta mediterránea es una dieta que se basa en alimentos tradicionales que han sido consumidos desde hace muchos años en los países mediterráneos, como Grecia e Italia. Los investigadores han evidenciado que las personas que consumen una dieta mediterránea, son excepcionalmente saludables en comparación con aquellos que no lo hacen. Las personas que mantienen una dieta mediterránea tienden a tener un menor riesgo de muchas enfermedades mortales. Numerosos estudios demuestran que la dieta mediterránea puede ayudar a perder peso, prevenir los ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares, prevenir la diabetes tipo 2, y prevenir la muerte prematura.

El nuevo estudio procedente de Grecia involucró 1,514 hombres y 1,528 mujeres que vivían cerca de Atenas. Todos estaban básicamente sanos y no tenían signos clínicos previos de enfermedad cardíaca. La edad de los participantes del estudio osciló entre los 18 a 89 años. Se completaron cuestionarios sobre su dieta y la salud. Después de un largo plazo de seguimiento, los investigadores encontraron que el 19.7 % de los hombres y el 12 % de las mujeres habían desarrollado o murieron de enfermedad cardíaca o una condición relacionada, como un derrame cerebral. Los resultados mostraron que los que comieron la dieta mediterránea tradicional griega tenían un 47% menos de probabilidades de desarrollar enfermedades del corazón en comparación con aquellos que no lo hicieron.

Debido a que la dieta mediterránea puede variar entre los diferentes países, no hay una sola manera correcta de hacer esta dieta. Sin embargo, existen algunas pautas generales que pueden ser ajustadas a las necesidades y preferencias individuales. Esto es lo que generalmente la dieta conlleva:

Conceptos básicos de la dieta mediterránea:

  • Comer: verduras, frutas, frutos secos, semillas, legumbres, patatas, cereales integrales, panes, hierbas, especias, pescados, mariscos y aceite de oliva virgen extra.
  • Comer con moderación: Aves de corral, huevos, queso y yogur.
  • Comer rara vez: Carne roja.
  • Evitar: bebidas endulzadas con azúcar, carnes y alimentos procesados, granos refinados y aceites refinados.

A continuación algunos ejemplos de la Lista de Alimentos que componen la dieta mediterránea:

  • Verduras: tomates, brócoli, col rizada, espinacas, cebollas, coliflor, zanahorias, coles de Bruselas, pepinos.
  • Frutas: Manzanas, plátanos, naranjas, peras, fresas, uvas, dátiles, higos, melones, melocotones.
  • Nueces y semillas: almendras, nueces, nueces de macadamia, avellanas, semillas de girasol y de calabaza y entre otros.
  • Legumbres: habas, guisantes, lentejas, legumbres, cacahuetes, garbanzos.

DrDavidSamadi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *